sábado, 18 de septiembre de 2010

RAIERS















Hace  muchos años, los habitantes de esta zona del Pallars , bajaban sus mercancías por el río Noguera Pallaresa. Unían una serie de troncos que les servía como  barca para dominar estas aguas turbulentas. Cada primer domingo del mes de julio, se celebra  una fiesta tradicional,  bajando  un tramo del río hasta El Pont de Claverol. El monumento de la fotografía, es un homenajee a todos aquellos raiers, que con su esfuerzo  hacían llegar a otros pueblos las mercancías necesarias.  Hoy en día se tarda en llegar a la Pobla un poco mas de dos horas en coche,  desde Barcelona, pero las gentes de esa época  que querían ir a Barcelona, lo hacían en carro, y tardaban una semana larga. Ir a la capital, era toda una aventura y un viaje fantástico,aunque lleno de sorpresas, y tenían que hacer paradas en pueblos, para descansar, no habían carreteras , eran caminos y de coches ni hablemos, el motor eran mulas o caballos. Eso si, el paisaje es maravilloso, y disfrutar de el sin prisas  es una gozada.

7 comentarios:

  1. El monumento es una maravilla.
    Lo he disfrutado en detalle con lupa y todo.
    Un trabajo magnìfico.
    Los tiempos cambian, me hiciste sonreir, yo visitaba una familia a un par de horas de viaje y ahora se hace en 30 minutos por autopista.
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Dios que ganitas de ir me han dado, esa escultura la veo a diario cuando estoy `por esos lares y me encanta tengo un monton de fotos de ella desde todos los angulos.
    Besos guapetona

    ResponderEliminar
  3. Me encantó la foto y la historia!
    Su blog es siempre sorprendente!
    Besitos...

    ResponderEliminar
  4. Una historia preciosa. El monumento recuerda el transporte de troncos por los ríos y bahías que aún se realiza en los bosques canadienses.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡La cantidad de sitios de Catalunya que no conozco!
    Me tendrás que hacer de guia por todos esos rincones.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Una gran historia, digna de un documental.

    ResponderEliminar
  7. Bonito homenaje a una profesión que se ha perdido, supongo. Aquellos viajes debían de ser muy lentos, pero es como se disfuta, no ahora por una autopista que no ves nada, como dice siempre mi abuela, jaja


    Bezos.

    ResponderEliminar